Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» [Normal] ♕ Return Of Kings
Mar Ago 02, 2016 2:30 am por Invitado

» (Libre 2/2) Lo normal
Lun Jul 25, 2016 4:26 am por Len Soung Juang

» Algunas cosas no cambian (Libre)(Máximo 2)
Lun Jul 25, 2016 3:48 am por Kuro Neekoi

» Okay, it's time to party Hard!
Lun Jul 25, 2016 12:40 am por Date Masamune

» Hi There! (?)
Dom Jul 24, 2016 9:12 pm por Len Kagamine

» ♚ the queen is here! ♚
Dom Jul 24, 2016 5:45 pm por Karma Akabane

» I'm here, bitches! (?)
Dom Jul 24, 2016 5:38 pm por Karma Akabane

» Empezando con el pie equivocado [Libre]
Miér Jul 13, 2016 2:51 pm por Ezra Bast

» Una siesta (Privado; Kayla)
Dom Jul 03, 2016 10:49 pm por Kayla Park

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

Solo buscaba silencio... [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Solo buscaba silencio... [Priv.]

Mensaje por Raikou Takeshi el Lun Mayo 30, 2016 8:40 pm

Las clases se volvián monótonas y por ende aburridas, Takeshi pasaba las horas de clases mirando a la nada por la ventana, prestando la atención necesaria por si algún profesor le preguntaba algo o le hacían leer algo, fuera de eso intentaba pasar desapercibido a como diera lugar, desde no llamar la atención haciendo nada extraño hasta ni siquiera cruzar miradas con otro estudiante, no garabateaba en su cuaderno ni leía algo ajeno a la clase, era casi una sombra que ocupaba un asiento en salon, un nombre del que nadie sabia mas que eso, su nombre. Al tocar la campana para el receso se tomaba su tiempo para cerrar sus libros y guardarlos en su mochila para no ser de los primeros en salir pero tampoco se quedaba en salon, siempre salía en busca de algun lugar donde pudiera estar tranquilo pero siempre intentaba cambiar de lugar, no deseaba tener un lugar donde lo pudieran encontrar porque lo frecuentaba, aunque tampoco es como si esperaba que fueran a buscarlo en primer lugar.

Ya había estado escapando a la azotea y a la biblioteca últimamente, a la enfermería solo podía ir muy de vez en cuando, por lo que aquel día optó por ir a los jardines, habían lugares amplios con césped donde muchos se sentaban a descansar, algunos árboles en los recostarse y aprovechar su sombra, pero aquellos lugares estaban muy a la vista y la gente pasaba constantemente haciendo ruido, sin pensarlo demasiado comenzó a alejarse de todas las personas y comenzó a darle la vuelta al edificio esperando no encontrar a nadie pero para su penar no solo se encontró con alguien sino que chocó con esta persona al doblar, sin esperar un segundo hizo una pequeña reverencia y pidió perdón con una voz tan baja que apenas fue audible cosa que a la otra persona no le hizo gracia, este le tomo por el cuello de uniforme y lo levantó haciendo que los pies de Takeshi dejaran de tocar el piso, fue entonces cuando finalmente observó con quien había chocado, al parecer era un estudiante de tercero con el cabello teñido de verde a juzgar por las raíces de color negro, llevaba un pendiente sobre la ceja izquierda y una mirada que parecía demostrar la ira que llevaba dentro de sí. -¿¡A eso le llamas una disculpa!?- Vociferó el peliverde mientras soltaba a Takeshi tirándolo hacia atrás consiguiendo que cayera al suelo, alejándose un poco más de la zona del jardín donde alguien podría pasar. -¿¡Acaso sabes quien soy!?- Volvió a gritar con una ira notable.

Takeshi comenzó a pararse apoyando su mano derecha sobre la pared del edificio con una calma un tanto abrumadora para la otra persona, levantó la mirada para cruzarla con la de este y se mantuvo en silencio por unos segundos hasta que finalmente respondió. -No.- La respuesta pareció enfurecer aún más al peliverde el cual respondio rapidamente con un puñetazo en el estómago de Takeshi, lo que lo hizo encorvarse ante la repentina falta de aire.

-¿¡A que estas jugando renacuajo!?- Parecía que el mayor estaba a punto de explotar de ira mientras su voz aumentaba de volumen. -¡Ponte de rodillas y pide perdón como el perro que eres!- Takeshi definitivamente no era la clase de persona que se rebajaria a algo como eso cuando aquello había sido un accidente, por lo que se enderezó y volvió a mirarlo a los ojos, manteniendo aquella expresión apática y volvió a responder con calma, sin mostrar ni un ápice de temor en su voz. -No.- Esto provocó que el peliverde apretara los dientes con fuerza para luego lanzar un golpe con todo el peso de su cuerpo hacia el rostro de Takeshi, haciendo que este cayera al suelo, ahora con un moretón además de un corte en su mejilla provocado por un anillo que el mayor tenía. -¡QUÉDATE EN EL SUELO!-
avatar
Raikou Takeshi
Primer Curso

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 24/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo buscaba silencio... [Priv.]

Mensaje por Yamaguchi Emma el Lun Mayo 30, 2016 10:27 pm

Ahh, la vida escolar, llena de altos, bajos, de pequeñas experiencias que se atesoran por el resto de la vida, la preparatoria había empezado de manera extraña para mí pero ahora que me había integrado al grupo estaba sumamente feliz de haber escogido esta escuela, llena de gente agradable aunque también de prefectos que daban miedo y por más que mi hermano a veces pretendiera que no existía siempre me las arreglaba para molestarlo un poco, después de todo… la familia debe permanecer siempre unida ¿No?. Esa mañana transcurrió de manera normal luego de un par de horas de materias que realmente no entendía y recibir un par de regaños porque mis parpados estaban examinándose internamente finalmente era hora del receso, estirar mis pies, correr por el último trozo de pizza de la cafetería, será una hazaña memorable, pero realmente odio el pan con espagueti, es decir ¿Quién come esas cosas? No sé, los asiáticos son raros… no, déjenme, no soy del todo asiática (?)

Y ahí iba yo, saludando a mis amigas de otros cursos agitando levemente mi mano mientras corría por el pasillo, recibiendo el leve regaño de algunos de los profesores mientras me disculpaba al pasar, no podía detener mis pies, la pizza era más importante en ese momento, aunque debía admitir que la sensación de mezclarme entre el mar de gente en una lucha parecida a la de un coliseo romano en el que solo el último de pie sobrevivía me causaba cierta ansiedad podía jurarles aquí y ahora que todo, absolutamente todo valía la pena. Oh… mis manos se sentían tan ligeras con el paso del viento que parecía que mis pies volaran junto a ellas… ligeras… oye espera un momento. Me detuve en seco casi estrellándome contra el final del pasillo al dobles para ir justo a la cafetería encogiendo mis manos un poco… -no siento nada- comencé a inspeccionar el bolsillo de mi camiseta, el de mi falda, y nada… absolutamente nada… santos dioses del queso, perdónenme por haberles fallado.

Dejé caer mis rodillas al suelo al igual que mis palmas, había dejado mi monedero. Quizás aún había tiempo de regresar por él. Me incorporé casi de inmediato mirando a un lado y luego al otro intentando examinar en mi cabeza la ruta más óptima antes de ponerme a correr de nuevo a toda prisa para buscar mi dinero. Sin moneditas, no hay pizza después de todo. Fue entonces cuando un resplandor verde llamó mi atención del otro lado de la ventana. Pensé que eran un par de chicos hablando con completa normalidad y seguí mi paso hasta que escuché el sonido seco de un golpe, y el menudo castaño cayendo al suelo luego de esto, casi como en cámara lenta. Abrí levemente los ojos y me detuve era la primera vez que veía una escena así en éste instituto. - ¡OYY! -No lo pensé si quiera y abrí la ventana de golpe apoyando un pie sobre esta y me lancé casi de inmediato impactando con mi pie el pecho del contrario, haciéndolo retroceder hasta caer al suelo. Mama dice “no pelees si no merece la pena por lo que luchas” y no sabía si merecía la pena, pero lo cierto era que odiaba con toda mi fuerza a los bravucones

Giré casi de inmediato sacando un pañuelo de sabrá dios donde (no piensen mal fue de mi bolsillo solo que no recordaba que estaba ahí) y me apresuré a colocarlo en la mejilla del chico en lo que alcanzaba a ver la sangre saliendo de esta. El bravucón se incorporó segundos después intentando lanzar un ataque desde atrás y sostuve su puño con mi mano derecha, utilizando mi codo para darle un par de golpes a su mandíbula y luego pasando su brazo sobre mi hombro izquierdo para girarle sobre mi eje, haciéndole caer de espaldas contra el suelo. - ¿Estas bien? -pregunté regresando al chico malherido examinándole atentamente, tenía un aspecto bastante normal no pude evitar preguntarme como se metió en problemas, aunque mirando las pintas del chico que lo había golpeado bueno… no creo que hiciera mucho.

Segundos después levanté la vista para ver un mechón dorado sumamente largo apareciendo en la esquina del lugar donde nos encontrábamos y un leve escalofrió removió mi espalda. - ¡Corre!- Tomé la mano del castaño y me eché a correr sin siquiera preguntarle si quería venir conmigo, conocía demasiado bien esa cabellera dorada como para no entender el significado de lo que sucedería a continuación. Era el encargado dela disciplina del instituto, habían muchas leyendas urbanas en cuanto a sus métodos pero era bien sabido que una vez que alguien caía en sus garras cambiaban por completo su actitud con el mundo, es decir, era uno de los principales estandartes de la escuela. ¿Y si les roba su alma? ¿Y si les hace maldiciones mágicas? Oh por dios ¿Y si los intercambia por duplicados falsos mientras usa los otros en algún ritual para despertar un ente de otra dimensión? No, no pretendo quedarme a averiguarlo. Luego de cruzar en la siguiente esquina vi una pequeña caseta, de esas donde colocan los instrumentos de limpieza y empujé al chico adentro, a penas había espacio para los dos, pero de inmediato me voltee apoyando la mano sobre sus labios mientras llevaba el índice de la otra -Shhh -fue todo lo que dije retirando la mano mientras me asomaba por la pequeña rejilla para observar el escenario. No pasaron más de un par de segundos en los que vi como el peliverde estaba inconsciente sobre el hombro del encargado quien dedicaba una mirada de esas ausentes de todo que lo caracterizaban sobre todo el sitio, cruzándose con el pequeño almacén donde estábamos -eeek -dejé salir cubiendo con ambas manos mi boca mientras me agachaba, observando por la luz que entraba por la parte de abajo como se alejaba del sitio

-Kyaa… ¡Haru da tanto miedo! -dejé salir olvidándome de que estaba acompañada mientras miraba de nuevo por la ventanilla del almacén
avatar
Yamaguchi Emma
Primer Curso

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 22/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo buscaba silencio... [Priv.]

Mensaje por Raikou Takeshi el Lun Mayo 30, 2016 11:42 pm

Por un momento todo se volvió blanco, definitivamente él muchacho de primero no esperaba un golpe con semejante fuerza, pero tampoco había sido el peor golpe que hubiera recibido en su vida, podría intentar escapar pero su orgullo no se lo permitiría y pudo notar que deseaba devolverle el golpe al sentir como estaba cerrando el puño arrancando el césped del suelo sin intención de dejarlo escapar, pero no podía permitírselo, no después de todo el esfuerzo que venía haciendo para pasar desapercibido en el instituto, eso seguramente lo llevaría al centro del escenario de los rumores escolares y sería el fin de sus días de paz y tranquilidad, solo podía esperar a que algún profesor escuchara el alboroto y se acercara pero no esperaría en el suelo, preferiría recibir cientos de golpes de pie antes que eso. Sin abrir sus puños todavía los uso como apoyo para comenzar a levantarse mientras doblaba sus rodillas hasta que se detuvo al escuchar una voz desde la ventana del edificio.

Takeshi miro algo anonadado como aquella chica con delirios de superhéroe saltaba frente a él y comenzaba a luchar contra su agresor, esta no parecía preocuparse mucho por el hecho del uniforme y mucho menos por el de ser una chica luchando contra un hombre mucho más grande que ella, lo que mas le sorprendio fue la confianza que se tenia como para ofrecerle aquel pañuelo en medio de todo el alboroto, pudo notar en los ojos de esta que estaba preocupada por él más allá de la ayuda ofrecida y las palabras de esta, era una de esas primeras impresiones que tenía al mirar a alguien a los ojos la que le decía que ella era una buena persona. Parecía que ella tenía todo bajo control cuando lanzó al mayor con una técnica impresionante, por lo que Takeshi aprovechó para mantenerse al margen mientras apretaba su herida con el pañuelo, pensando que tal vez ya todo había terminado y podría alejarse sin más problemas. Pero eso era demasiado optimista por su parte. ¿Verdad?

-Si, estoy bien.- Respondió con su habitual calma mientras comenzaba a pararse, alejo un poco el pañuelo para ver que seguía sangrando un poco y volvió a apoyarlo para intentar detenerlo. -Te devolvere el pañuelo cuando lo haya--- No pudo terminar su frase al ser interrumpido por un grito por parte de la chica que parecía de una película de terror, y antes de darse cuenta estaba siendo arrastrado a través del jardín sin saber de qué se trataba, miro para atrás y solo pudo ver de costado a un hombre de cabello rubio al que no reconoció, principalmente porque nunca había tenido razones para encontrarse con él y por otro lado porque más allá de los profesores que tenía en su clases y el director no prestaba demasiada atención al personal del instituto. Antes de que este pudiera preguntarle algo a la chica sobre aquel rubio terminó siendo arrojado dentro de aquel armario y la muchacha lo hizo callar, Takeshi no pudo evitar sentirse sumamente incómodo ante la situación en la que se encontraba, sobre todo el ser encerrado en un lugar tan pequeño con otra persona tan cerca de él y que además le tocaran los labios. ¿Acaso la chica no sabía lo que era el espacio personal?

El joven esperó a ver si la chica terminaba por abrir la puerta después de dejar de parlotear sobre el tal Haru, sin embargo esta solo se quedo mirando por la ventanilla y la situación se comenzaba a volver aun mas incomoda, por lo menos para él. Después de unos segundos ya no soporto más y llevó su puño a su boca para tapar una tos falsa que dejó salir para llamar la atención de su compañera de aventuras inesperadas. -Gracias por la ayuda, aunque no era necesario que te metieras en una pelea por mi.- Hablo con una cierta nulidad en su voz aunque al intentar evitarle la mirada era algo obvio que no estaba tan cómodo con la situación como su voz podría dar a entender. -¿Ya se puede salir? No quiero que luego me acusen de andar con una chica a escondidas en propiedad del instituto…-
avatar
Raikou Takeshi
Primer Curso

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 24/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo buscaba silencio... [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.