Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» [Normal] ♕ Return Of Kings
Mar Ago 02, 2016 2:30 am por Invitado

» (Libre 2/2) Lo normal
Lun Jul 25, 2016 4:26 am por Len Soung Juang

» Algunas cosas no cambian (Libre)(Máximo 2)
Lun Jul 25, 2016 3:48 am por Kuro Neekoi

» Okay, it's time to party Hard!
Lun Jul 25, 2016 12:40 am por Date Masamune

» Hi There! (?)
Dom Jul 24, 2016 9:12 pm por Len Kagamine

» ♚ the queen is here! ♚
Dom Jul 24, 2016 5:45 pm por Karma Akabane

» I'm here, bitches! (?)
Dom Jul 24, 2016 5:38 pm por Karma Akabane

» Empezando con el pie equivocado [Libre]
Miér Jul 13, 2016 2:51 pm por Ezra Bast

» Una siesta (Privado; Kayla)
Dom Jul 03, 2016 10:49 pm por Kayla Park

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

Linked Paths | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Linked Paths | Privado

Mensaje por Shizune Tomoe el Dom Jun 19, 2016 12:49 am

Caminaba con suma soltura, la tranquilidad de su figura era innegable, los rayos del tenue sol, oculto tras las nubes que anunciaban la llegada de la lluvia. Se había escapado de la necesidad de su tía por llevarla todos los días a la escuela para poder darse tiempo a si misma de conocer las calles, las callejuelas que rondaba su hogar, saludar al viento, bordear con respeto las pequeñas lagunas que la lluvia del día de ayer había dejado plácidamente sobre el suelo e inmortalizar con sus ojos las líneas del horizonte nipones. Donde llegaba Shizune llamaba la atención, sus gráciles movimientos y sus ojos grandes y expresivos le hacían saber a todos los curiosos que en realidad ella no era oriunda de la tierra del sol naciente, no, ella era diferente, era una criatura elegante que movía su cabello morado al compás de su andar.

Era sumamente temprano, tendría tiempo de dar un par de vueltas por los alrededores, ondeando su bufanda de color azul oscuro con pequeñas estrellas doradas, continuaba con su paso por las calles en una suerte de ensayo y error cuando encontraba sitios que no daban a ningún otro, trazando un mapa mental de los alrededores. Se detuvo a jugar con un cachorro alegre que corría con su dueño, con un pequeño gato que parecía cómodo sobre el borde de un muro no demasiado alto y que por más que lo pockeara no se movía, y también a disfrutar del dulce aroma a café de la pastelería cercana todo era tan tranquilo, todo era tan diferente y lo disfrutaba, algo en su corazón se sentía aliviado de la presión de poder disfrutar de las cosas más simples que, de vuelta en su país natal simplemente le eran imposibles de hacer.

Con la gracia de una muñeca que le caracterizaba saludó amablemente a la encargada de una pequeña bodega la cual limpiaba el pórtico de su local acompañada por su adorable perro, ésta le ofreció un par de pequeños panes rellenos y una conversación matutina junto a un café que disfrutó con gusto, en casa no se le era permitido el café pues no era algo propio de “una dama” tomar algo tan fuerte. Miró su reloj de muñeca y con un ademán ligero indicó que era momento de retirarse. Se despidió del perro y la mujer y continuó su caminata, marcando con sus pasos un leve compás contando el número que necesitaba para llegar hasta el frente del instituto, repasó la fachada con su azulado mirar girando la sombrilla que dejaba asomar sobre su tela un pequeño universo y miró nuevamente su reloj contando los segundos. 3 2 1 -los pasos uno, dos, tres y frente a ella, separados por un enorme portón metálico el cabello del encargado de disciplina se asomaba tan liso como siempre. Lo disfrutaba, como todo parecía ser una especie de máquina que trabajaba mediante engranes, con sus tiempos y movimientos contados hasta los eventos que hacían perfectos aquellos días de instituto.

El encargado la saludo sin decir palabra alguna, sonriendo con su acostumbrada tranquilidad, ella le saludó de vuelta recordando como cambiaron las líneas de su rostro en cuanto le preguntó su apellido. Acomodó su sombrilla enrollándola nuevamente y se adentró en el instituto una vez la puerta le fue abierta. Repasó mentalmente su lista de actividades y se dirigió primeramente al salón de clases, realizando sus labores de mantenimiento antes de continuar hasta el patio acercándose hasta corral de aves de granja, alimentándolas mientras se quedaba ahí, de cuclillas, sonriendo plácidamente mientras miraba a aquellos animales como si no existieran más preocupaciones en el mundo o eso le encantaría pensar, un enorme suspiro salió de sus labios notando una sombra acercarse detrás de ella
avatar
Shizune Tomoe
Segundo Curso

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 31/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.